Noticias de actualidad
Argo Casino - Game of Thrones - 20 Free Spins
Golden Reels
¿Por qué recibió tanto odio la nueva película de Mulán? Entérate de qué fallo con la versión live-action del clásico de Disney.

Deshonrada tu vaca: Por qué la nueva película de Mulán apesta

Disney continúa apostando por versiones en live-action para darle una nueva vida a sus clásicos y Mulán se estrenó finalmente a pesar de una serie de obstáculos como la pandemia de COVID-19 que retrasó su salida por varios meses.

A pesar de haber recibido críticas mixtas, hay muchas razones que pueden hacer que sea considerada un fracaso para la compañía. Te contamos las razones por las que no le fue tan bien.

Retraso pandémico

La película estaba pensada para llegar a los cines el 27 de marzo, justo en el estallido del brote de coronavirus COVID-19 y tras varias fechas tentativas en las que se esperaba que las salas de cine pudieran reabrir, finalmente Mulán llegó a través de Disney+. El estreno por este medio en Estados Unidos, Reino Unido o España, no obtuvo los resultados esperados incluso cuando los pronósticos de recaudación eran bajos.

Aquellos que deseaban ver esta nueva versión de la historia desarrollada en China, debían pagar un costo de streaming de 30 dólares (cerca de 600 pesos mexicanos) adicionales a la suscripción regular de la plataforma.

Hasta el último corte de información revelado por Disney, la recaudación a través de la plataforma había sido de alrededor de $11 millones de dólares. Mientras que la taquilla de lugares donde fue posible estrenar, no superó los $30 millones.

Si bien la entrada a nuevos mercados como México en donde la plataforma que recién empezó a operar ayudará a mejorar los números, difícilmente se puede pensar que se recupere la inversión de más de $200 millones de dólares que costó producir la película.

Problemas con la representación de la cultura china

Muchas producciones recientes han sido acusadas de blanqueo. Esto quiere decir que en casos como este en el que se trata de una historia ubicada en China, lo más apropiado era que se priorizara la participación de personas con una conexión más fuerte con esta cultura oriental.

Originalmente buscaron la participación de Ang Lee para dirigir la adaptación del clásico animado al live-action pero, debido a que se encontraba trabajando en otros proyectos, el director de filmes como El Tigre y el dragón declinó la invitación. Luego de buscar más opciones, la directora neozelandesa Niki Caro fue la encargada de dirigir el filme.

Hubo mucha controversia en relación al tratamiento de ciertos temas y la directora tuvo que salir a defender su trabajo. Según dijo en repetidas ocasiones, es necesario confiar en la capacidad de los artistas para abordar los temas antes que asumir que su origen étnico calificaría o descalificaría automáticamente su trabajo.

Si bien es cierto que muchas de las decisiones creativas no dependen directamente en la directora, sobretodo en megaproducciones como esta, la realidad es que uno de los puntos más criticados sobre esta nueva versión fueron las inexactitudes respecto a la cultura china. Esto generó que la recaudación y el interés en el mercado del gigante asiático fuera mucho menor de lo esperado.

Además, hubo críticas al proyecto debido a que muchos de los roles más importantes fueron ocupados por gente de origen caucásico, como la dirección, diseño de vestuario y guionista.

La controversia provocada por Liu Yifei

En noviembre de 2017, luego de una árdua búsqueda, Disney anunció que la actriz Liu Yifey sería encargada de dar vida a la protagonista en esta nueva adaptación de la leyenda china de Hua Mulan.

Aunque el consenso general es que su actuación es buena, e incluso muchos críticos han señalado que se trata de la mejor adaptación a la vida real de la serie que ha tenido Disney en los últimos años, hubo situaciones externas que robaron la atención sobre la participación de Yifei en esta producción.

Una llamada para sabotear la película comenzó cuando la actriz compartió la publicación de un medio oficial del Partido Comunista de China en relación con la compleja situación de Hong Kong en el 2019. La actriz fue acusada de apoyar la brutalidad policial y desde entonces, el hashtag #BoycottMulan comenzó a ser tendencia para apoyar un boicot contra la película.

¿La película se sostiene por sí misma?

Las críticas han estado divididas. Si bien es cierto que los expertos en el séptimo arte han resaltado que se trata de una película que tiene lo suficiente para hacerse de una narrativa propia independientemente de que se trate de una historia contada por Disney anteriormente, parece que el mercado ideal para el cual fue planeado el proyecto no tuvo la mejor recepción.

Este hecho, sumado a todos los inconvenientes generados por la situación sanitaria, impidieron que grandes públicos pudieran disfrutar de la película en pantalla grande, por lo que no se logró el efecto deseado en la audiencia en relación a sus escenas de acción y cinematografía.

Habrá que esperar a que la gente emita la última palabra, pero esta suma de factores nos hacen creer que Mulán será recordada como uno de los grandes fracasos en la historia reciente de Disney.

Share via:
No hay comentario

Deja un comentario