Noticias de actualidad
Spin4Play
Watch Australian Open Finals Online
Les dieron gato por liebre: seguidoras de Anna Sarelly son defraudadas. Entérate del chismea completo cerca del decepcionante vino de la influencer.

Todo sobre el fraude de Anna Sarelly y su historia de IG al respecto

Vaya, vaya, con que el primer fraude 2021 de un influencer. Hoy en la mañana despertamos con varios hilos y publicaciones en redes sociales que señalaban a la influencer Anna Sarelly como la responsable de una estafa hacia sus seguidores. Algunos de sus fans, apoyándola por completo, compraron su nuevo vino “Historias Líquidas” y se llevaron una desagradable sorpresa al recibirlo.

Todo iba muy bien hasta que comenzaron a llegar los paquetes a sus respectivos compradores. Buena estrategia de marketing, influencers reposteando el producto de Anna Sarelly, fotografías perfectamente cuidadas … pero ¡sorpresa! Varios usuarios han denunciado en redes sociales que recibieron sus pedidos incompletos, en mal estado, y hasta sucios.

Esta mañana Anna Sarelly se ha ganado varios unfollows y enemigos por vender gato por liebre, y como sabemos, el internet no perdona. Todo este enredo comenzó ayer por la noche, cuando una usuaria de Instagram expuso en una publicación e historias las malas experiencias que han tenido varios compradores del vino “Historias Líquidas”.

“Como si estuviera comprando Tonayan”

Las declaraciones de esta usuaria fueron sustentadas por varias fotografías que evidenciaban la mala calidad del producto. Además, compartió las publicaciones de otras chicas que se llevaron la misma mala experiencia. 

“Productos faltantes, botellas sucias, put#$adas, con tierra, basura, y etiquetas mal pegadas con dedos grasosos”, son algunas de las cosas que se denunciaron. “Como si estuviera comprando Tonayan de 50 pesos para esa pésima presentación”También mencionaron que las botellas venían reetiquetadas y que al rastrear el producto original, su costo era más bajo de lo que pagaron a Anna Sarelly.

Estos fueron los reclamos más leves, ya que el vino de Anna Sarelly presenta un problema aún más grave. Según algunas usuarias, las botellas que compraron no traen el marbete para bebidas alcohólicas de la SCHP, el cual asegura que la procedencia del producto es lícita en su elaboración y pago de impuestos. Vender alcohol sin este sello es un delito y no garantiza la inocuidad de la bebida.

Ante los reclamos y comentarios negativos, Anna Sarelly comenzó a bloquear a las usuarias que le exigían un reembolso. “Estoy mega decepcionada, nadie nos da respuesta, Anna ya me bloqueó y mis 1800 pesos nadie me los regresa”, respondió una usuaria en la publicación. Ni la influencer, ni la bodega de vinos que produce esta botella, han ofrecido una respuesta a las quejas.

Cinismo al máximo: Anna Sarelly y su kit para grabar disculpas

Por si fuera poco, ayer por la noche Sarelly subió unas historias que hicieron enojar aún más a sus seguidoras estafadas. Sabemos que los influencers lo que hacen es vender la aspiración a un estilo de vida al que, lamentablemente, muy pocos tienen acceso. Por ello al escribir “kit para grabar disculpas” en su enorme departamento, con comida de un restaurante, y una botella de vino, lo sintieron como una burla.

En el video que compartió en Instagram TV, Anna Sarelly ofreció una disculpa a todas las que recibieron sus pedidos incompletos, con retraso, y en mal estado. Posteriormente procedió a echarle la culpa a Estafeta, la empresa encargada de la logística y envíos. De acuerdo con las declaraciones de Sarelly, el problema fue que Estafeta no puede enviar alcohol, entonces ¿por qué eligió esta compañía?

Hay algo que no cuadra, ya que desde la página de Estafeta se puede leer que líquidos tóxicos, inflamables, ni alcohol, pueden ser enviados. Aún así, supuestamente, aceptaron trabajar con Anna Sarelly. Según por esto, las botellas dañadas no procedían para reembolso ni indemnización, ya que se trata de “un artículo prohibido para su envío.” ¿Será? A nosotros se nos hace muy rebuscado.

Influencers estafando a sus seguidores

Cada vez son más frecuentes los fraudes realizados por influencers. Continuamente vemos las redes sociales inundadas con denuncias por la mala calidad de los productos que algunos de estos venden. Hace unos días les contamos de la estafa Andy Benavides, también Mariana Rodríguez quedó mal con sus seguidores al revender material médico en época de pandemia y hacer giveaways falsos.

Es importante reflexionar a qué contenido le damos nuestra atención y likes. Creemos que no todos los influencers son estafadores o malos, sin embargo, no todos tienen un discurso consciente y de calidad. Eso sí, monetizan con cada click, visualización, y share que les damos, aunque no tengan un discurso que valga la pena ser replicado.

Share via:
Partner:
AmoMama
No hay comentario

Deja un comentario