Noticias de actualidad
Spin4Play
Got High Speed Internet? Order Online
Recuerda con nosotros los mejores momentos de Diego Maradona en su legendaria carrera futbolística.

Checa los momentos más inolvidables de Diego Maradona

La muerte de Diego Armando Maradona este miércoles ha tomado por sorpresa al mundo. La noticia sobre su fallecimiento debido a un paro cardiorespiratorio ha generado tristeza entre hinchas de todas las latitudes. Y es que Maradona fue una figura que trascendió filias y fobias; acompáñanos para recordar la vida y obra del “Pelusa” con algunos de los momentos más memorables de su carrera.

Debut con Argentinos Juniors

El 20 de octubre de 1976 quedará marcado como una fecha sagrada en la historia del fútbol mundial, donde Maradona con tan solo 16 años de edad, hizo su debut profesional con Argentinos Juniors antes de ser ungido como el más grande.

Siendo apenas un pibe empezó su carrera con la casaca roja con la que disputó 166 partidos en los que marcó 116 goles. Desde pequeño estuvo claro que estaba llamado a ser un fuera de serie y su paso por su primer equipo lo preparó para continuar su exitoso camino.

El Bernabéu rendido ante el 10

Luego de haberse ganado el corazón de los porteños en Buenos Aires – que no es cosa menor – el “Pelusa” comenzó su aventura en Barcelona. El que fuera el fichaje más caro en la historia de La Liga hasta ese momento, le dieron la etiqueta de estrella que siempre supo justificar.

Pese a que su paso por la institución blaugrana fue corta y no tuvo el mejor desenlace, siempre tendremos ese gol anotado al Real Madrid en la final de la Copa de la Liga que dejó puso de pie al Santiago Bernabéu.

La patada de Goikoetxea y la bronca de la final de Copa

El 24 de septiembre de 1983, Andoni Goikoetxea – defensor del Athletic de Bilbao – le pegó una patada de novela a Diego Maradona y le fracturó el tobillo izquierdo, lo que lo llevó al quirófano.

La habilidad del delantero argentino lo volvía casi imparable, por lo que en muchas ocasiones sus rivales no tenían otra opción que recurrir a las artimañas para detenerlo.

El último partido de Maradona con la camiseta del Barcelona se dió en la final de la Copa ante el mismo rival, en un encuentro que terminó en batalla campal ante el asombro de autoridades y aficionados en un episodio que se recuerda como uno de los más encontronazos más duros de la historia del fútbol.

Ídolo en Nápoles: “D10S en San Paolo”

Cuando terminó su aventura en Cataluña, Diego recayó en el Napoli, club en el que dejó una huella imborrable. En una de las gestas deportivas más hermosas que nos ha regalado el fútbol, Maradona se echó el equipo al hombro y los llevó a ganar la Serie A de Italia, la Copa de Italia, y la Copa de la UEFA en los seis años que militó con los napolitanos. Por mucho tiempo fue su máximo goleador histórico.

Por las calles de Nápoles todavía es posible ver la veneración por el astro argentino que logró unificar y dar un sentido de identidad y orgullo a la ciudad que van más allá de la cancha de fútbol.

La saga de Diego en tierras napolitanas forman uno de los pasajes fundacionales para entender que el fútbol es mucho más que un deporte, y cómo Maradona era más que un simple jugador. Hasta la fecha, el Diez sigue siendo venerado casi tanto como el santo patrono de la ciudad.

La “Mano de Dios” y el Gol del siglo

Jorge Valdano, compañero de selección en el Mundial de México 86, ha dicho muchas ocasiones que la actuación de Maradona en el partido contra Inglaterra fue muestra de que el “Pelusa” estaba más allá del bien y del mal.

Nos quedará para siempre el recuerdo de la actuación monstruosa que dió Diego frente a los inventores del fútbol en la cancha del Estadio Jalisco. En el mismo encuentro hizo el llamado “gol del siglo” con una conducción que dejó en desparramados a los defensores desde media cancha y que Victor Hugo Morales volvió famosa por esa frase de “Barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste?”.

También en el mismo partido Maradona metió uno de los goles más famosos y polémicos de la historia del fútbol cuando se ayudó con la mano para empujar el balón al fondo de la red. Ese día nació la leyenda de la “Mano de Dios” que  que además terminó con el título mundial para la albiceleste.

Share via:
No hay comentario

Deja un comentario